miércoles, 24 de octubre de 2007

Extracto de las memorias de Guerra de Miguel Vergara Gimeno, Miguel Peñarrocha Taroncher y Miguel Asensio Martínez Requetés voluntarios en el Tercio

Miguel Vergara Gimeno nació en Líria el 2 de mayo de 1913, hijo de Salvador y de Dolores, perteneciente al reemplazo de 1934 fue movilizado el 1 de septiembre de 1937 y destinado a la 115 Brigada Mixta, 4ª compañía. El teniente de la sección era el Sr. Mena y el capitán de la compañía D. Juan Pardo.

Miguel Asensio Martínez nació el 13 de febrero de 1912, hijo de Vicente y de Carmen, reemplazo de 1933, fue destinado a la misma unidad que Miguel Vergara.

Miguel Peñarrocha Taroncher, de Líria, nació el 6 de noviembre de 1915, hijo de Venancio y de Remedios, reemplazo de 1936, fue movilizado el 1 de marzo de 1937 y destinado a la misma Unidad que los anteriores.

Vergara y Peñarrocha pertenecían el 18 de julio de 1936 a la Juventud Tradicionalista de Líria, de la que Vergara era el Delegado local. Asensio a la Juventud de Acción Popular (J.A.P.).

El ambiente en Líria desde el 18 de julio hasta que los biografiados fueron movilizados ha sido descrito anteriormente en este trabajo. No obstante, es necesario hacer constar que la cabecera del Requeté comarcal del Distrito de Líria se encontraba en Benaguacil y que el Delegado Comarcal era Bautista Sanchis Blay.

Anteriormente aparece también dicho que Miguel Vergara Gimeno fue el primer detenido por el Comité local e ingresado en la cárcel del Partido durante dos o tres días siendo liberado por las gestiones que hicieron varios amigos de Vergara, que lo conocían por sus aficiones deportivas. Estos datos me los corroboró su amigo Vicente Sanchis.

A primeros de marzo de 1937, el gobierno de la República movilizó los reemplazos de 1933, 1934 y 1936 a los que pertenecían nuestros biografiados. Éstos se presentaron en el Centro de Reclutamiento de la Alameda de Valencia, donde se les tomó la filiación. Allí realizaron la instrucción en orden cerrado hasta que del 5 al 10 de abril fueron trasladados a Vinaroz (Castellón), donde estuvieron dos días, pasando luego a Benicarló, donde se les hizo entrega de armamento, uniforme y resto del equipo. Formaron los tres en la misma compañía dentro de la cual, en la escuadra de fusiles-ametralladoras, estaban como cabo de fusileros el también vecino de Líria Luis Taroncher Castillo y como soldado Miguel León Arnau.

El día 22 de abril la brigada fue trasladada en tren hasta Manzanares (Ciudad Real) donde permanecieron acantonados hasta el 30 de mayo, encontrándose con que en la población estaban concentrados bastantes prisioneros de la guarnición del Santuario de Nuestra Señora de la Cabeza. El día 30 de mayo, desde Manzanares fueron trasladados en camiones a Alcazarejos (Córdoba), población minera que estaba deshabitada donde la brigada se acantonó durante tres días. Dicha localidad se encuentra a 4 kilómetros de Pozoblanco donde estaba el frente de guerra. En marcha de aproximación, el día 2 de junio, procedieron a rebelar al Batallón de Jaén nº 52, tomando posición en las trincheras correspondientes cada uno con su escuadra y dentro de la compañía a la que todos pertenecían hasta el 6 de junio. Entre los varios vecinos de Líria que se encontraban en la brigada, estaba José Llopis Simeó, perteneciente a la Juventud Tradicionalista de Líria y Eduardo Balaguer Silvestre, amigo de Miguel Asensio y perteneciente a la J.A.P. En el trascurso de este tiempo, Asensio había contactado con un tal Vicente Vázquez, vecino de Masanasa, el cual se le había identificado como adicto a la causa nacional. El día 5, con todo disimulo, hicieron un reconocimiento del terreno donde se encontraba su compañía decidiendo que se pasarían a los nacionales a la primera ocasión que tuvieran. Contactaron con José Llopis Simeó a quien hicieron partícipe de sus intenciones el cual en aquel momento no se decidió. Recorrieron las posiciones buscando a Eduardo Balaguer pero no lo encontraron por lo que decidiron “pasarse” sin él. Cuando eran aproximadamente las 14 horas del 5 de junio, saltaron la trinchera alcanzando un montículo y arrastrándose por la parte posterior del mismo, llegaron hasta las alambradas de las trincheras nacionales. Después de dos horas de penoso forcejeo y avistados por un centinela nacional les dio el alto y les animó a continuar hasta donde él estaba. Una vez llegados al terreno nacional fueron acogidos con gran júbilo y presentados al capitán que mandaba la posición que ordenó que les dieran de comer y a continuación, restablecidas sus fuerzas, en un camión, junto a varios soldados fueron trasladados a Belmez (Jaén). Allí pernoctaron en un hospital servido por religiosas cuya Superiora era de Denia (Alicante) por lo que les atendió con un especial mimo. También se les entregó ropa nueva ya que la que llevaban había quedado destrozada.

Al día siguiente, 7 de junio, en el mismo camión viajaron hasta Llerena (Badajoz) donde se alojaron en casa del alcalde y jefe local de F.E.T. que los atendió espléndidamente y que incluso les dio quince duros (75 pesetas) de plata para sus gastos. Después de comer fueron a Almendralejo (Badajoz) donde prestaron declaración ante el general Solaz, jefe del sector. El día 8 por la noche, salieron en tren, con documentación en regla, con varios soldados hasta Sevilla a donde llegaron sobre las doce de la noche del día 9, instalándose en el Cuartel del Carmen. En dicho edificio se encontraba la plana mayor del Regimiento de Granada nº 6, donde se les entregó otra vez ropa militar. El día 9 fueron presentados a la Junta de Clasificación de Evadidos y la preguntarles su filiación política se les comunicó que en Sevilla había un cuartel del Requeté. Tras la comida del mediodía, salieron a pasear por Sevilla, presentándose en el cuartel de requetés donde se les hizo nuevamente entrega de uniformes de requeté. El ambiente en Sevilla era claramente militar pues por sus calles había legionarios, Regulares, etc. También vieron a los primeros soldados italianos y alemanes que les llamaron la atención por la alegría y el jolgorio de los primeros y la seriedad de los segundos pero sobre todo la diversidad de vestimentas. En el cuartel del Requeté sevillano se enteraron que en el café “Hernal” se reunía la colonia valenciana. Allí conocieron a Don Santiago Miralles, padre e hijo y a toda su familia y a Don Benjamín Civera -reverendo canónigo-, todos ellos naturales de Puebla de Vallbona. También coincidieron con D José Manglano y Cucaló de Montull -Baron de Cárcer- al que saludaron y acompañaron al hotel donde se hospedaba. El día 23 de julio, prestaron declaración ante el Ilmo señor D José Cuesta Monereo, coronel jefe del Ejército del Sur, siendo presentados al general Queipo de Llano. Asensio le hizo entrega a Queipo de Llano de un carnet de la C.N.T. que portaba recibiendo un rollo de tabaco cada uno por parte de Cuesta Monereo.

D Santiago Miralles les manifestó que en Zaragoza estaba formándose el Tercio de Requetés de Nuestra Señora de los Desamparados, haciéndole cada uno entrega de una fotografía tamaño carné y de la solicitud de inscripción en dicha unidad. En Sevilla residía D José Fombuena López, farmacéutico natural de Líria, al cual se presentaron y que los acogió como a hijos, dándoles de comer todos los días que estuvieron en Sevilla e incluso dinero para sus gastos. D José Fombuena tenía a su mujer en Líria, donde le había sorprendido el Alzamiento y estaba preocupado por ella.

El 12 de agosto fueron destinados a un batallón de fortificaciones hasta que hubieran conseguido los avales correspondientes pero el día 18, estando en el sector de Peñarroya (Jaén), en el citado batallón, 3ª compañía, vieron pasar a un grupo de requetés al mando de un teniente, al cual se presentaron dándose a conocer como carlistas. Inmediatamente le comunicaron sus intenciones de unirse al Tercio. El teniente que pertenecía al Tercio de la Virgen de la Merced, se los llevó consigo y los presentó en el puesto de mando de la Unidad, donde saludaron a un hijo de D Manuel Senante, director del periódico carlista “El siglo futuro”. El 2 de abril fueron dados de alta en el Tercio de la Virgen de la Merced, destinados a la 4ª compañía que era mandada por el capitán D Antonio Arredondo Sierra, donde prestaron servicio hasta el final de la guerra. En este tiempo recibieron los carnés de alta en el Tercio de la Virgen de los Desamparados, pero optaron por continuar en el Tercio de la Merced puesto que en el mismo había ya varios valencianos con los que habían establecido una fuerte amistad.

Por la prensa se enteraron de la llegada a zona nacional de D Francisco Llopis Latorre, vecino de Líria y empleado de aduanas, con el cual contactaron carteándose y que incluso, pese a no hablar nunca personalmente con él, les envió algún dinero.

Mandaron varias cartas a varios campos de concentración, preguntando si había vecinos de Líria, contactando con Vicente Maicas Lafuente, el cual se encontraba en un batallón de trabajadores, avalándole, aunque quiso continuar en dicha unidad. Hay que tener en cuenta que los batallones de fortificación eran enviados a primera línea de fuego por lo que a su penosa actividad había que sumar un elevado porcentaje de bajas por fuego enemigo.

Asimismo en el campo de concentración de Aranda de Duero (Burgos) localizaron a Francisco León Pablo, vecino de Líria al cual pese a avalar no pudieron hacer que fuera liberado. También contactaron con el reverendo D Vicente Tomás Alonso, liriano, dominico y Alférez Provisional, perteneciente al Cuerpo Jurídico Militar, hermano de Federico Tomás Alonso, perteneciente a la Juventud Tradicionalista de Líria.

A primeros de septiembre disfrutaron de un permiso de quince días en Sevilla, alojándose en casa de José Fombuena. El 27 de septiembre, de posición en Peñas Blancas por Peñarroya, Vergara fue herido en una pierna, siendo trasladado al hospital de Córdoba donde necesitó quince días para recuperarse.

Para comunicarse con sus familiares en Líria, le entregaban las cartas a D. Santiago Miralles que las remitía a un primo de Vergara en Lyon (Francia) llamado Pascual Gimeno que las enviaba sin problemas a Líria a la madre de Vergara. Las cartas iban firmadas por “Micaela” (Asensio), “María” (Vergara) y “Miguelita” (Peñarrocha).

Iniciada la ofensiva roja en el sector de Peñarroya en enero de 1939, el Tercio de la Merced mantuvo su posición en Sierra Trapera, hasta que acabó la guerra el 28-29 de marzo. Solicitaron y obtuvieron del capitán Arredondo un permiso especial para inspeccionar los campos de prisioneros, encontrando entre otros vecinos de Líria a José Cataluña Llopis y a dos hermanos Alamá.

Una Columna enorme mandada por Queipo de Llano llegó a Cazorla (Jaén) donde Vergara se hizo una fotografía que hoy podemos ver en la sala museo del Círculo San Miguel de Líria. También encontraron a Miguel Peñarrocha Blesa y Salvador Alamá Ortiz, pertenecientes a la Juventud Tradicionalista de Líria que habían formado parte de la banda de música de una Unidad republicana, a los que avalaron. La Columna pasó por Peñarroya, Porcuna, Santiesteban del Puerto, Jódar, Linares, Úbeda y Beas de Segura, donde tomaron un ferrocarril a Jerez de la Frontera donde el Tercio rindió homenaje a la Virgen de la Merced y el general Queipo de Lllano le impuso la 2ª Medalla Militar y a la Bandera de Falange de Mora-Figueroa.

El 3 de mayo, el Tercio de la Merced, desde Jerez Partió hacia Madrid para participar en el desfile de la Victoria que tuvo lugar el día 19, regresando el día 23 y tomando posición en Villanueva del Arzobispo. Posteriormente pasó a Baeza y Úbeda. El 9 de septiembre una representación del Tercio de la Merced, en unión de otros Tercios de requetés fueron condecorados por el general Queipo de Llano con la segunda Medalla Militar Colectiva del Requeté Andaluz. El 30 de septiembre se disolvió el Tercio pasando el personal que estaba movilizado al Regimiento de Cádiz nº 33.

Nuestros biografiados fueron licenciados, primero Miguel Vergara y Miguel Asensio en Andujar que se trasladaron a Madrid y a Zaragoza para cumplir un voto que habían hecho ante la Virgen del Pilar. Pernoctaron en casa de Jesús Martínez, que había estado como prisionero en Líria y que conocía a la familia de Miguel Asensio y desde allí volvieron a Líria donde reanudaron su vida civil.

Peñarrocha se quedó movilizado durante dos meses más por efectos del reemplazo al que pertenecía.

miércoles, 17 de octubre de 2007

Los voluntarios Carlistas

Al iniciarse el Alzamiento Nacional el 18 de julio de 1936, en cada una de las regiones en que este triunfó los requetés que estaban encuadrados en sus Unidades previamente se incorporaron rápidamente a los lugares de concentración que tenían señalados. Poco a poco fueron naciendo de los grupos heterogéneos que se fueron incorporando, en primer lugar compañías. Estaban mandadas generalmente por un militar profesional. Donde había cuadros de oficiales de requetés porque estaban organizados previamente, éstos se integraban en las compañías y en algunos casos se formaron Tercios completos –tipo batallón- para salir en campaña. Como ejemplo tenemos el Tercio de Montejurra que salió completo que salió mandado por el comandante Rafael García Valiño.

En primer lugar prácticamente la totalidad de los voluntarios eran carlistas, y así nacieron en Andalucía los Tercios de Requetés de la Virgen de los Reyes, Virgen de la Merced, San Rafael, del Rocío, Nuestra Señora de la Victoria, así como otras unidades como el Batallón de Cádiz y escuadrones de Policía Montada.

Tanto como fue alargándose la guerra se incorporaron a las unidades de requetés, elementos pasados en la zona roja a la nacional, en su mayor parte de procedencia carlista aunque también se incorporaron diversos pasados de significación católica y que veían en las unidades de requetés las fuerzas nacionales más afines con sus creencias religiosas. El Tercio de la Merced recibió -que sepamos entre otros voluntarios- siete jóvenes valencianos oriundos de la población de El Genovés entre ellos los hermanos Eduardo y Manuel Llopis Cardona, Antonio Such y otros amigos llamados Ismael, Rafael, Enrique y José. Estos jóvenes cuando se formó la bandera de Falange Valenciana dejaron el Tercio de la Merced y se incorporaron a dicha unidad, sólo por el mero hecho de estar formada por valencianos y con la esperanza de llegar pronto a las tierras levantinas. Ismael falleció en acción militar en Sierra Mojada, estando incorporado al Tercio de la Merced y finalizada la guerra sus familiares y amigos trasladaron sus restos a su pueblo natal. Hoy, Eduardo y Manuel Llopis y Enrique aun recuerdan con cariño su estancia en el Tercio de la Merced.

Los Oficiales del Requeté eran queridos y respetados por sus subordinados ya que aparte de la graduación, su significación ideológica producía una mayor unión entre los mandos profesionales que se incorporaban a los Tercios de Requetés, aunque éstos, en su mayoría, visto el comportamiento de los Requetés, se ganaron su respeto y admiración. De ello han dejado buena muestra en las diversas publicaciones que sobre su actuación en la guerra se han publicado.

Los oficiales del Requeté andaluces, modelados a su imagen y semejanza por D. Manuel Fal Conde, eran muy queridos por los requetés. Entre los del Tercio de la Merced queda el recuerdo imborrable del capitán de la 2ª compañía -en la que estaban encuadrados nuestros biografiados- D. Antonio Arredondo Sierra al cual tuvimos ocasión de saludar en el acto de Montejurra de 1.962.

D. Antonio finalizada la guerra cursó estudios en las academias de transformación y salió con el grado de Teniente. Se jubiló y en la vida civil no dejó de actuar dentro del Carlismo y tanto es así que falleció como podríamos decir en “servicio de campaña” en un accidente al trasladarse a Cádiz para adquirir el instrumental necesario para la banda de cornetas del Requeté gaditano.

D. Antonio Arredondo, Pepe León, Enrique Barrau, Pedro Lacave y tantos otros formaron desde el principio en las filas del Requeté andaluz y los que hoy aún quedan de dichas Unidades carlistas los recuerdan con el cariño y afecto del que se hicieron merecedores.

Y para terminar hacemos especial mención para recordar a Blas Moles Visiedo y a Martino, de Nules -ambos compañeros de Vergara, Asensio y Peñarrocha- el segundo ya fallecido y el primero a pesar de su avanzada edad entusiasta y leal Carlista.

El Casino Corral foto


Al lado de la Cooperativa Vinícola antes de la remodelación de la fachada.

El Casino Corral

El edificio situado en la calle de Miguel Abriat Cantó, junto a la Cooperativa Vinícola fue conocido -y los viejos del lugar así lo recordamos- con la misma denominación por cuanto en el interior del edificio se encuentra un espacio descubierto. De ahí su denominación de “Casino Corral”. La gran balconada que abarca toda la fachada del edificio de lado a lado constituía los altos del edificio. Al piso superior se accedía por una escalera situada en uno de los laterales donde se hallaban las habitaciones del Conserje, que en los años de la Republica era regentado por Cayetano, quien al finalizar la guerra fue durante varios años Conserje de la Banda Primitiva. Asimismo había una serie de cuartos que servían de oficinas y lugares de reunión de la Junta Directiva. También se accedía a la planta alta por una escalera situada a la izquierda del espacio descubierto donde antes de penetrar en el interior de la planta alta había un cuarto que también servia de lugar de reuniones. El autor recuerda estos detalles porque varias veces acompañó a su padre y a sus tíos Juan de Mata y Florencio al Casino Corral, una de ellas para hablar mi padre con D. Miguel Pérez Martínez, sobre un conato de detención de mi querida madre por miembros de la C.N.T. local desplazados a Valencia donde residíamos a raíz de la detención de mi madre en julio de 1936 por orden del Comité local. También estuve con mi padre varias veces en el Corral, para hablar con algún amigo sobre todo de trabajos agrícolas.

El café estaba situado en la planta baja, ocupando todo su espacio con la barra del mostrador a su izquierda. El local era propiedad de los hermanos Oliver -de apodo “ Els Huels”- uno de los cuales en 1936 aún vivía y su apoderado era D. José Maria Mateu, casado con una sobrina de los propietarios. Los parroquianos del Corral eran en su gran mayoría agricultores, pequeños propietarios, herreros, guarnicioneros, carpinteros etc que acudían, aparte de a tomar café y a hablar de la situación política, a hablar de cuestiones derivadas de sus profesiones.

José Maria Peñarrocha Bori, miembro destacado de la C.N.T. en el número 42-43 del “Boletín Local dels Veïns” “La veu de Llíria”[1], antes de 1936 asiduo al Corral, nos describía el ambiente político que se respiraba en el local y en las tertulias que se celebraban con su prodigiosa memoria y narración fácil, que el ambiente era republicano y laico. Nosotros decimos de un laicismo jacobino proclive al insulto a todo cuanto significase sentimiento religioso. Nos relata los días de una semana Santa de los años treinta, el discurso de D. Ernesto Pérez Martínez que durante el Gobierno Popular fue el primer Alcalde de Líria hasta su dimisión a los primeros días de iniciada la guerra civil. En dicho discurso el auditorio, entre el cual se encontraban varias mujeres y cuando la procesión discurría por la población, hablaba de un cristianismo sin odio que en el V mandamiento instaba a “no matar” , discurso laicista arrogante, en cuyo análisis no queremos entrar ante la muletilla fácil y el insulto disfrazado contra la Religión Católica. Todo ello merecía los aplausos de los asistentes de antemano predispuestos a la ovación facilona y laicista.

Nos dice Peñarrocha que el local fue cedido a la C.N.T. varias veces para realizar mítines propagandísticos. El Casino Corral llamado también El Radical fue visitado aún antes de la Republica por destacados miembros del republicanismo Nacional como Marcelino Domingo, futuro Ministro de Instrucción Publica y, en 1931, por Fernando Valera.

El local como se desprende de lo anterior, estuvo alquilado al Partido Radical y posteriormente a Izquierda Republicana.

Fue sede de la peña ciclista “El Pedal” de notoria significación republicana. La Peña Pedal aún existe, y tiene su sede en el Pabellón Municipal. El local funcionó durante la guerra y finalizada ésta fue destinado a Comedor de Auxilio Social. Por cierto, según nos cuenta nuestro querido amigo Florencio Oliver León, F.E.T. se negaba a pagar alquiler por la ocupación del local lo que originó una situación tirante entre la autoridad de F.E.T. y los propietarios entonces representados por Pedro Oliver, padre de Florencio.

El Auxilio Social funcionaba a mediados de los años sesenta y su encargado era Vicente Zurriaga Oliver, cuando aún era Alcalde de Líria D. Miguel Pérez Granell. Después, dada la evolución económica de la Sociedad, desapareció y solo nos queda su recuerdo. Pero hoy aún continúa firme el edificio, que dentro de sus muros fue testigo de una actuación política que fue en menor o mayor grado consustancial con nuestra población.

¿Los componentes de este o de otro Ayuntamiento tomarán en consideración la pregunta que José Maria Peñarrocha hacía y que nosotros hoy hacemos nuestra, de considerar al edificio del Casino Corral como “edificio histórico”, o pasará igual que se hizo con otros edificios emblemáticos de la población como el chalet de Puig, la Caja de Ahorros o el Círculo Tradicionalista?. Sólo Dios lo sabe y la historia juzgará a los que sobre si tienen la responsabilidad de realizarlo.



[1] Octubre de 1952.

Matrimonios 5


D. Mariano Montesinos Avilés y Dña. Concepción Durbán Muñoz

Matrimonios 4


D. José Gimenez Salas y Dña. Teres Veses Pascual con una de sus hijas en el centro y una hermanita del primero

Matrimonios 3


D. Manuel Martínez del Río y Dña. Trinidad Martínez Peñarrocha

Matrimonios 2


D. Modesto Pérez Hernández y Dña. Isabel Navarro Faubel

Matrimonios 1


D. Juan Morató Ponce y Dña. Enriqueta Navarro Faubel

Matrimonios durante la Guerra y la posguerra

En diversos pasajes de esta publicación hemos dejado constancia de que durante la guerra y la posguerra se celebraron algunos matrimonios de vecinos de Líria con soldados de la Republica y finalizada la guerra, fruto de las amistades que se fraguaron, también con soldados del Ejército Nacional. Entre ellos y en primer lugar dada la circunstancia que concurrieron durante la guerra tuvieron lugar el matrimonio de los vecinos de Lirilla.

Juan Morato Ponce y Enriqueta navarro Faubel con fecha 11 de diciembre de 1937.

Modesto Pérez Hernández con Isabel Navarro Faubel el día 18 de diciembre de 1937. Modesto pertenecía al arma de aviación siendo natural de Molina del Segura (Murcia). Sus hijos Antonio e Isabel aún viven en Líria donde se casaron y fundaron sus familias.

Manuel Martínez del Rio, natural de Castro-Tierralcon 4º Tabor de Larache-152 División, con Trinidad Martínez Peñarrocha, natural de Líria, matrimonio celebrado el día 28 de noviembre de 1940.

José Maria Rodríguez Llanos, natural de Orcencinas (Asturias) 4º Tabor, Regulares de Larache 152 División con Remedio Castillo Soriano, natural de Líria, matrimonio celebrado en Líria el dia 17 de abril de 1941.

José Jiménez Salas, natural de Pinos-Puentes (Granada), Alférez Provisional de Infantería de la 152 División con Maria Teresa Veses Pascual, vecina de Líria matrimonio celebrado el día 16 de julio de 1941

Mariano Montesinos Aviles, natural de Melilla, 4º Tabor de Larache 152 División con Concepción Durban Muñoz, matrimonio celebrado el día 29 de noviembre de 1941.

También se celebraron otros matrimonios pero la imposibilidad de mencionarlos a todos, lo hemos hecho, con los que a nuestro juicio tuvieron una mayor difusión en nuestra población.

La Iglesia Católica a todos los matrimonios que se realizaron en los Juzgados Municipales, los convalidó, es decir que los tuvo como si se hubieran celebrado dentro de la Iglesia Católica. Así mismo se convalidaron los matrimonios celebrados en Consulados y Embajadas, bien ante funcionarios de las mismas, ante Sacerdotes refugiados en Embajadas o Consulados, como fue el caso de D. Vicente Gil Sabater y Dª Pilar Duran Martínez, ya que la jerarquía eclesiástica, tuvo en cuenta la voluntad de los contrayentes de formalizar su matrimonio ante las autoridades que el 18 de julio de 1936, eran las encargadas de celebrar tanto matrimonios civiles como religiosos. A los contrayentes ante los Comités u otros organismos no les dio validez.

miércoles, 10 de octubre de 2007

Rvdo. D. Miguel Aliaga Turo


Primero por la izquierda.

Diario del Reverendo D. Miguel Aliaga Turo

Debemos a la gentileza de Jesús García Ferrer, la trascripción de unos apuntes que realizó D. Luis Martí del diario personal del Rvdo D. Miguel Aliaga Turo que recoge sus vivencias desde el día uno de marzo de 1934 hasta el 5 de agosto de 1936 -en que fue detenido por el Comité y trasladado a la cárcel del Partido junto con su hermano Vicente-. El día seis, se le autorizó para ver a su madre que se encontraba enferma, y después fue conducido en unión de otros a la cárcel de San Miguel de los Reyes. El día 28 de agosto a las dos de la madrugada, fue sacado de la cárcel de Valencia, con otros detenidos de Líria, siendo asesinado D. Miguel en la carretera de Valencia-Burjasot. En sus postreros momentos dirigió palabras de consuelo a sus compañeros y murió perdonando a los verdugos.

Yo conocí a D. Miguel Aliaga Turo, ya que era un hombre jovial y cariñoso. De niño asistía los domingos al catecismo de la Cultural. Fue el alma mater de la adquisición de la Cultural a la familia Artes. Allí se construyó un escenario donde se realizaban funciones teatrales. Aún recuerdo la última función en que se representó el drama “ Aben Humeya” y a muchos que tomaban parte como actores: Manuel Torres, Juan Morató, Mercedes Faubel y el director y actor D. Fernando Vives Hernández, asesinado en 1936. A la parte derecha del escenario, en un corredor, había una maquina o proyector de cine mudo, donde al finalizar el catecismo, nos proyectaban películas que hacían nuestras delicias. Al final del curso de catecismo de 1935, se celebró entre los asistentes un concurso que fue ganado brillantemente por Gaspar Oliver Ferrandis, obteniendo el primer premio consistente en un estuche de dibujo. Manuel Garzon obtuvo el segundo premio y el cronista el tercero.

D. Miguel en sus apuntes, nos da preciosos detalles de aquellos años de nuestra niñez. En uno de ellos, el día 26 de mayo de 1935, cuenta cómo se hizo cargo de la distribución del T.B.O. fundado por el padre Conloma para los chicos católicos. El diario de D. Miguel llega hasta 1936 y nos relata noticias, rumores y hechos vividos por él hasta su detención.

D. Miguel, era un hombre enamorado de su sagrado misterio y de la juventud a la que dedicó su vida. Nuestro recuerdo imperecedero.

AÑO 1934

Marzo día 1. Fallece D. Jaime Molins Herrero Pbro (presbítero).

Marzo día 3. Se me encargó prestar servicio en la Iglesia de San Francisco

Marzo día 4. M e encargué del Centro Catequístico del Remedio y de la Cofradía de la Virgen de los Dolores.

Abril día 1. Encargado de la Cortes de Maria, presidí la primera general en la Secretaria de la Iglesia de San Francisco.

Abril día 2. Hice una excursión al Pla con los niños del Catecismo y la Juventud Católica femenina.

Abril día 3. Pagué suscripción a Lecturas para todos hasta fin de febrero de 1935.

Mayo día 8. Visita Pastoral del Sr. Obispo Auxiliar D. Javier Lauzurica a todo el arciprestazgo.

Mayo día 13. Visita Pastoral de Pedralva suspendida.

Junio día 24. Primera función del Cine del Catecismo. Costó 300.

Junio día 28. Compré reloj de pared con ptas 88.

Septiembre día 5. Pedimos autorización para la procesión de San Miguel

Octubre día 6. Companys proclamó el Estat Catalá.

Diciembre día 9. Constitución de la Sociedad Civil “La Cultural”.

Diciembre día 14. “La Cultural” adquirió la finca de los Srs Artés.

AÑO 1935

Enero día 30. Se adquirió por la Cultural las bodegas de Santapau.

Marzo día 10. Se inauguró en la Cultural el Catecismo Parroquial, del que soy Director.

Mayo día 22. D. José Castañar es nombrado Coadjutor de San Juan y San Vicente en Valencia.

Mayo día 26. D. Trinitario Vidal Faraig renuncia a los derechos de la Parroquia de Líria. Me encargo de “Geromin”.

Junio día 4. D. Francisco Bosch Roig tomó posesión de la Parroquia de Líria como Regente.

Junio día 23. Se inauguró el teatro de verano de “La Cultural” con “La Muñeca de China”.

Septiembre día 29. Fiesta solemnísima a San Miguel por su Cofradía con procesión solemnísima.

AÑO 1936

Febrero día 16. Elecciones Generales

Febrero día 20. Azaña forma gobierno como resultado del triunfo de izquierdas.

Febrero día 21. A las seis hicieron una manifestación pacífica . Por la noche macabra manifestación con féretro.

Febrero día 23. Ernesto Pérez, Alcalde con gestora.

Febrero día 24. Oficio del Alcalde pidiendo las llaves de San Francisco, Remedio y Stma Sangre. Por la noche se procuró una solución pacífica.

Marzo día 1. Cese de los subalternos del Ayuntamiento

Abril día 26. Elección de compromisario para Presidente de la República. Abstención de las Derechas.

Mayo día 1. Destrucción de las Cruces de piedra públicas. En el Calvario 8 rejas arrancadas; 9 pasos con azulejos rotos. La verja arrancada. El Santo Cristo destrozado. Santa Bárbara con cabeza mutilada. Por la noche discusión en el Corral. Disgustazo del Diputado a Cortes por las exigencias e insultos de los extremistas: piden local para Casa del Pueblo.

Mayo día 3. Reunión del Comité y Gestora Municipal y votación para la salida del Clero por el pueblo: 7 votos a favor; 9 en contra y 1 en blanco.

Mayo día 5. Vuelo general de campanas a las 10 de la noche por una concesión alcanzada por el Frente Popular.

Mayo día 9. Reunión borrascosa en el Corral en la que se adujeron razones sacadas del programa del Frente Popular y del Reglamento del Casino para seguir permitiendo la salida del Clero.

Mayo día 10. Elección de Azaña para Presidente de la Republica.

Mayo día 11. Ensayo de Aben-Humeya. Director de escena D. Fernando Vives.

Julio día 13. Es asesinado cobardemente Calvo Sotelo.

Julio día 18. El ejército de Marruecos se subleva contra la República. Siguen Sevilla y otras capitales españolas. Noticias más favorables. En Benaguacil ayer tres muertos.

Julio día 23. Tranquilidad la noche anterior. Primera impresión: día de peligro. Las religiosas de San Miguel repartidas en tres casas. Reclaman ayuda de Benaguacil y es negada por el Comité revolucionario. Pregón a las once de que entreguen todas las armas los que no lo hayan hecho. Se acentúan las noticias favorables.. Martínez Barrios reclama que de las provincias acudan a la defensa de Valencia. Los escopeteros de Líria no estar dispuestos a abandonar la ciudad. El Alcalde sufre un síncope en su casa. Querían registrar las casas en busca de armas y la Guardia Civil lo ha negado, si no van ellos. Pifos ha hecho una arenga: el triunfo es suyo, hay que incendiar las Iglesias. Buenas noticias: De Zaragoza dicen que las tropas dominan en once provincias limítrofes hasta Guadalajara y que están a tres kilómetros de Madrid. Se espera esta noche dominar Madrid. Prieto, Largo Caballero y del Bayo han traspasado la frontera de Francia y Casares Quiroga la de Portugal. La noche del 21 pernocté en casa de Salvador Ferrando y la del 22 en casa con Roberto y Vicente y la del 23 en casa con Vicente y Jaime.

Julio día 24. Noche tranquila. El día 18 se supo la sublevación del ejército de Marruecos. Me entrevisté con el alcalde, que quería que le entregara 180 pesetas para la gota de leche. Le expuse las razones. Nada vale. Dice que lo ha.

Julio día 21. En la madrugada se ha saqueado la Parroquia. En la casa Abadía han prendido fuego a la puerta, han echado a tiros, el Sr. Cura y familiares, han salido por los tejados donde han estado una hora.

Han arrancado la llave de la Iglesia Parroquial al sacristán después de amenazarlo. Abierta la Parroquia, han sacado algunos Santos (San Joaquín y Santa Ana, la Milagrosa, San Luis, Virgen de Lourdes) y toallas y demás y le han pegado fuego delante de la fachada. Destrozado el vestuario encajonado escampado por la sacristía. Han prendido fuego al facistol y al altar de la Virgen de Los Dolores. Persianas arriba.

Manda el Comité revolucionario. Arman a los comunistas. Pregón para que los que usan licencia entreguen el arma, que es entregada a los comunistas. Amenazas de incendiar iglesias y casas particulares. De España noticias favorables.

Julio día 22. No ha habido incendios en la noche anterior. Han obligado a salir a todas las Religiosas del Monasterio de S. Miguel. El Comité revolucionario único dueño de la situación.

De España pocas noticias, confusión, algo favorables. Están obligando a las criadas de servicio a que salgan de sus casas, en huelga. Muchas, las asiduas en el servicio se resisten.

El día 20 exigían autorización del Comité para todos los trabajos agrícolas necesarios.. De 1 a 21 daban solo licencia general para regar y de 6 a 8 de la tarde para recoger comida para las personas y para las caballerizas.

Los pobres tienen la orden de ir a las calderas que se guisan en el Remedio, para recoger comida. Los pastores han dado ovejas. A las cuatro corren todos porque dicen que viene un camión de fascistas.

Buenas noticias de España: Los Generales Franco, Batet y Mola han entrado a los arrabales en Madrid. El Jaime I pide perdón y se le ha contestado que se dé el mando a los oficiales encerrados en bodegas y quizás obtenga perdón. Varias naciones han dicho que consideran piratas cuantos buques desoigan el mando del movimiento del glorioso ejército español. Siete ministros detenidos en la frontera francesa y portuguesa. Han muerto en la frontera a Casares y Quiroga. Pocas palabras pero seguras de Queipo de Llano, que da pocas noticias de operaciones: Si hubiera en Sevilla un azañista lo mataría o se lo llevarían de allí, se despide de Prieto con un : ah, ja, ja! Prieto había de hablar por radio. Buenas impresiones.

Julio día 25. Noche tranquila. El día 20 por la noche se presentó a Derecha una proposición de armarse las derechas. Hubo algunos que asentían, mi hermano Vicente no quería. Arquer fue a una reunión y al saber que era a favor de Gobierno, rechazó la proposición. En seguida un escrito mandando que se clausurara la Derecha, pudiendo quedar el conserje. Se han posesionado del café de Guisoris, donde se han instalado U.H.P planta baja; U.G.T. arriba. Abren la Derecha y quieren disparar contra los retratos de Gil Robles y Lucia por fin.

Dicho Ayuntamiento y quieren que sea para todos igual. Ni me dejaba tiempo para pagar. Me amenazó con el que había de suspender la función de mañana. El día 19 el alguacil me dio encargo del Alcalde de suspender el espectáculo de la Cultural. Yo pensaba que tendrían interés en que se celebrarse para dar sensación de tranquilidad, y si es que persiste, que me lo diga por escrito. Segunda visita del alguacil: Ya veremos si se hace el oficio. Dígale al Alcalde que no se hará la función. Y se suspendió la función con gran contrariedad para los Sres. Vives y Martí.

El gobierno no cesó durante la tarde de decir por radio Madrid falsedades.

Lunes 20.- Continúan las falsedades del Gobierno y declarando disueltas las unidades rebeladas del ejército. De Sevilla anuncia Queipo de Llano que se han sublevado y que domina la capital. El gobierno alienta al Frente Popular a que se disponga a la defensa y dice que el movimiento se ha sofocado. Yo anuncié al Sr. Cura que esta noche se intentaba incendiar la Parroquia. Bando del Alcalde para que se alisten todos los adictos al Gobierno. Buenas impresiones de España.

Por la tarde han tomado posesión de “ La Cultural”. La casera les ha dicho que tiene dueño y que hay silla alquiladas y ellos han respondido que todo lo han comprado y es de ellos. Han entrado a la fuerza sin pedir las llaves.

Malas impresiones por la seguridad que supone en ellos de todo es suyo.

A las nueve comenzó a llover; no se hizo asamblea. Quemaron la Purísima de Lleó.

Julio día 30. Noche tranquila. Tres libros a Domingo: Deferencia entre.. Manual del catequista.. Manual de Acción Católica..Vino a despedirse el hijo de Martí. Bando: Hasta la puesta del sol entregarán las armas quienes saben que tienen. Los que no tengan trabajo se inscribirán hasta el lunes; darán un vale para comprar en las tiendas, que estarán abiertas como antes.

Lo de las armas se refiere a que algunos fueron el primer día y luego no han vuelto… Ayer hicieron algunos registros en casas: Cueter, Gori, Puig, Juan de Mata. De Paterna el centinela del polvorín no avisó, de que venia un grupo; el teniente mató al centinela; se han muerto a algunos oficiales y otros son detenidos. A las 5 de la tarde han salido un camión y un ómnibus con escopetas y fusiles de Eliana, Benaguacil, y Líria hacia Olocau para saquear la Iglesia. Olocau todo unido para defender al pueblo.

De Sevilla; A ver si mañana día de S. Ignacio entran las tropas de Mola en Madrid.

Julio día 31. Ayer asaltaron la Iglesia de Olocau y abadía. Fombuena pasó la noche por los montes. Hoy han ido a Betera. Ayer se hizo la Asamblea: Hablaron de reparto, de vales de organización de 300 para guardar a Pifos, de supresión de pagas, de que falta ganar al gobierno 14 provincias.

Se los llevaron al esquilaor al Ayuntamiento. El retrato del Papa lo destroza a navajazos. Se llevan sofá y sillas y sillones al café Restoran.

Sale un camión de escopeteros hacia Puebla de Vallbona. En Puebla de Vallbona ayer se repartieron los Santos y entrega de las llaves al Alcalde, la noche anterior escopeteros guardaron la Iglesia; hoy primer día que no se ha celebrado misa.

Buena impresión: hoy entraran las tropas en Madrid, día de Santiago, patrón de las Españas. El casero de la Cultural me ha dicho que el médico ...

(falta una página, que debió abarcar los días 26,27 y 28)

Buenas impresiones, gracias a Dios ¡Madrid cercado se rendirá dentro de esta semana. Sevilla fuerte.

Julio día 29. Esta noche han incendiado los papeles de la Derecha Regional y Círculo Tradicionalista. Han asaltado San Francisco y destrozado todo y se han llevado.

Bando; que los de la fabrica vayan estar tarde a cobrar y mañana a las cuatro a trabajar. Mañana todos al trabajo, los albañiles. Para dejar pasar, llevaran carnet de la C.N.T. etc. Obligan a inscribirse.

De Teruel una columna hacia Chelva. A las dos el gobierno de Madrid decía que la situación es lastimosa y desesperada.

Bando: De Valencia que se castigaran a todo el que cometa atropellos en personas y bienes. A las diez y media noche Asamblea.

Impresiones suyas: no va bien la cosa, se esta enredando; Teruel y Zaragoza no se rinden. Han venido a verme; Madre e hija del sacristán, Sr. Pepico y Carlos. Día tranquilo; van al trabajo. De Valencia; hay mucho nerviosismo y algunos preparativos: barricadas y ametralladoras en las calles.

Radio Sevilla: Cerco de Madrid; un General va a coger el lado de Valencia; han desviado el manzanares,; poco le queda al Gobierno. De Asturias se apoderaran pronto. Han entregado Badajoz, sin bajas, que no huyan. Han salido de Valencia a Madrid, un tren de artillería y otro. En Madrid regimiento de Largo Caballero y del seis de Octubre.

Agosto día 1. Hace tres días incendiaron la Iglesia de Villar. Ayer buscaban a Rvdo Jorge para matarle, porque se había ido de Cheste. En Barcelona han muerto más de 3.000; todos los oficiales. Jarardin del Gobierno de Cataluña, que se ha declarado ayer independiente. Siete banderas del tercio para entrar en Madrid. Se han apoderado de Cáceres. Queda poco para coger Madrid.

Agosto día 2. Domingo. Han salido dos quintas para el Gobierno, mitin en la Unión. 7 Ptas. de jornal mínimo; se obliga al Director de la fábrica a que se vaya a Alemania, ayer se marchó su familia. En Valencia los cuarteles desiertos; han vuelto los quintos. Rausell?. Ha llegado Fombuena conducido por un peluquero. Sin noticias de fuera.

Agosto día 3 El vicario de Jijona hace unos días que llegó y le han visitado en el Regalón, diciéndole que la licencia la tiene para Líria. Se ha marchado el Director de la fábrica. Han entrado las tropas en Segorbe. En Sagunto también hay tropas y allí asaltaron el cuartel de la Guardia Civil. En Líria estamos sin Guardia Civil, ha sido llamada a Valencia: Está en Manises. Radio Sevilla; Dueños de Castellón. Entran en S. Sebastián. También irán a Cataluña.

Agosto día 4. Pregón. Vayan a alistarse las quintas del 34 y 35. Han salido de la prisión los once presos de Puebla; cuatro a Valencia. En Benaguacil han muerto al asesino de Blasco. Radio Sevilla; el día 15 todo acabado. Madrid desconfía en poder proteger a los extranjeros. Peña y Fanás muertos.

Agosto día 5. Me despiertan dos fuertes aldabonazos; a las nueves comienzan a registrar la casa; preguntan quien esta en casa; vienen a ver si hay alguna persona o armas. Lo remueven todo, lo buscan todo y chasqueados se van a las 9,45. Jorge y Peñarrocha llegados a Valencia. Llegan los segadores.

Recogida de todas las radios de derechas. Las ponen en Sevilla. De fuera buenas impresiones.

Agosto día 6. Me despiertan a las seis de la mañana, para decirme que las tropas han entrado en Madrid y el Gobierno se ha marchado. Ayer encerraron en la cárcel a Juan B. Faubel, Vicente Gómez y el Guito; hoy a Miguel Maria Pérez y José Maria Faubel. Han intentado detener a D. Ricardo, no estaba en casa. Rdos. Martínez Laso y Peñarrocha Navarro en la modelo y Vicente Alama muerto en la Puebla.

Termina el diario.

Corrales de la calle de la Venta


Donde se alojaron los prisioneros de Guerra nacionales.

El Corral Blach


Que sirvió de alojamiento a los prisioneros de Guerra que trabajaban en fortificaciones.

Villa Ángeles


Donde se instaló el Hospital para los prisioneros. 1937 - 1939

D. Isabello Martínez Bonilla y D. Pablo Rodriguez Imaz


Prisioneros militares en la batalla de Belchite.
Foto tomada en el Círculo San Miguel de Llíria

D. Pablo Rodriguez Imaz


Larraga - Cizur Mayor - Navarra
Prisionero de Guerra en Llíria

Los prisioneros militares y civiles en la Guerra Civil

La estancia en Líria de prisioneros del bando nacional, tanto militares como civiles, afectó al entorno social de la población desde el momento en que hicieron acto de presencia. Para historiar en la medida de lo posible su estancia tanto de los militares como civiles tenemos, además, de las vivencias personales de los vecinos de Líria que de una forma u otra tuvieron relación con ellos, las fuentes documentales que obran en nuestro poder. A saber:

A) El tomo III de la “Historia de la ciudad de Líria” en cuanto hace referencia a la venida a esta población de D. Julio Ganzo Mediavilla, capitán del Ejército Republicano, el 19 de mayo de 1938, para hacerse cargo de los tres batallones de prisioneros de Líria. Dos de militares y uno de prisioneros políticos.

B) Declaración manuscrita, firmada por D. Antonio Paula Morandeira, preso político que estuvo en Líria-Benisanó desde 1936 a 1939, al finalizar la guerra, declaración contestando a un cuestionario de fecha 13 de febrero y 22 de marzo de 1969 que hemos conservado en nuestro poder. D. Antonio Paula estaba afiliado al Requeté de Valencia, contando con el grado militar de Sargento 1º al igual que sus hermanos David y Enrique, también afiliados al Requeté.

C) Asimismo, el testimonio personal y documental de D. Pablo Rodríguez Imaz, natural de Larraga (Navarra) hecho prisionero en Quinto (Zaragoza), en la ofensiva del mes de Agosto de 1937, así como de D. Isabelo Martínez Valecillo, natural de Agredas (Soria), prisionero en Belchite en la misma ofensiva. Según relación personal al que suscribe de D. Pablo Rodríguez Imaz, los prisioneros de Codo, Belchite Y Quinto, en principio fueron concentrados en campos de concentración cerca del frente y luego trasladados a Valencia, al edificio de San Miguel de los Reyes y de allí a Líria, para formar en unión de otros prisioneros que se iban concentrando poco a poco, dos batallones de prisioneros militares. Es decir que cuando en agosto de 1938, llegó a Líria el Sr. Ganzo, los prisioneros militares estaban en Líria concentrándose. Dice el Sr. Ganzo en carta remitida a D. Luis Martí, en la pagina 205 de su libro, que cuando llegó a Líria suavizó el trato a los prisioneros y se incautó de un edificio para convertirlo en Hospital Militar, que se ubicó en el edificio que aún hoy existe denominado “Villa Ángeles”. Asimismo mi querido y recordado Francisco Gil Lázaro prisionero en Belchite estuvo internado en dicho edificio donde le fue extirpado un ojo, que le había sido afectado por una herida sufrida en el asedio de Belchite.

Los primeros prisioneros fueron alojados en los Corrales de la Venta, parte de los cuales aun existen, donde se instaló un taller de herrería y forjados, atendidos por los prisioneros. Vestían uniformes a cuadros con gorro de la misma clase. Poco a poco dichas prendas fueron sustituidas por uniformes de más consistencia y los que desempeñaban funciones administrativas con prendas muchas de ellas suministradas por personas afectas a la causa Nacional. La vigilancia a los prisioneros la realizaban personal, ya de edad madura, que incluso tenían su familia en Líria, concretamente en la casa numero 95 de la calle del Salvador, residía un guardia con su familia que muchas veces llevaba a su domicilio, a los presos que custodiaba, y nos consta personalmente que por mujeres de la vecindad se les proporcionaban alimentos dentro de la escasez existente y prendas de vestir.

Como quiera que los trabajos de fortificación se realizaban en el término de Líria, muchos grupos de prisioneros eran alojados en Corrales de ganado. Pablo Rodríguez en la carta citada nos dice que estuvieron fortificando en la carretera de Líria-Pedralba y pernoctaron unos cuatro meses en el Corral Blanco.

Los prisioneros políticos fueron alojados en el Castillo de Benisanó, fortificando principalmente el término de Ribarroja, en el paraje de los Carasoles. Normalmente eran destinados a trabajos de fortificación después de ser juzgados por los tribunales populares. En el cuestionario antes citado Antonio Paula, al contestarlo nos dice: Que él en unión de otros trece requetés de Valencia, fueron detenidos por encontrarse en el local del Patronato de Valencia, los días 18 y 19 de julio, donde tenían la orden de sumarse al piquete que debía proclamar el estado de guerra, que no se llevó a cabo, ingresando después en el Cuartel de Caballería, donde al no producirse la sublevación por encontrarse la oficialidad dividida, se ausentó del cuartel quedando sólo elementos de la Primera Compañía del Tercio de Requetés de la Virgen de los Desamparados de la Zona de Moncada, Masarrochos y pueblos limítrofes. Se les instruyó el sumario llamado “de los catorce” por el Juez Instructor D. Vicente Crespo Leal. La petición fiscal fue de pena de muerte por un delito de rebelión militar. El Tribunal que los juzgó, estaba presidido por D Enrique Cerezo, que había sido en la época de D. Jaime, carlista y el Fiscal era el sr. Lafuente. Éste tuvo un altercado con el jurado modificando las conclusiones. Fueron condenados a doce años y un día de prisión mayor. Los acusados eran D. Juan Selva Mergelina; Reverendo padre Puche, religioso, consiliario del Patronado de la Juventud Obrera; Amelia Gallego y su esposo Bautista Seguer Aliaga, conserje del Patronato; Gabino Hernández; Agustín Martínez Hernández; Rosendo Sánchez; Enrique y Antonio Paula Morandeira; Juan Pérez Martínez y otros cuyos nombres no se recordaba, hasta catorce. A Amelia Gallego Dávila se la absolvió del delito que se le imputaba.

CH). Los prisioneros de guerra de Líria no intervinieron en la construcción de la línea de fortificación XYZ.

Hemos dicho en el presente trabajo, que el uniforme que usaban los prisioneros era de verano por lo que con el paso del tiempo fue sustituido por prendas abigarradas de distinta procedencia, militares y civiles, las últimas proporcionadas por personas que contactaron con ellos. Los prisioneros políticos, aparte de las prendas que les proporcionaron sus familiares, fueron vestidos con pantalones largos bombachos y camisas color Kaki, proporcionadas por los carlistas de Puebla de Vallbona. Dichas ropas eran los uniformes preparados para los requetés de Valencia que en los primeros días del Alzamiento trajeron desde la capital con grave peligro, Miguel Llavata Merenciano, Andres Bataller Arazo y Bautista Herrero Contelles en los carros de los dos últimos. Las ropas fueron escondidos en la partida la Conarda y posteriormente en Puebla de Vallbona. La entrega de prendas fue posible por el contacto de Antonio Paula con Miguel Llavata.

jueves, 4 de octubre de 2007

Free Burma

Refugio

Los refugios y defensa contra la Aviación

La construcción de refugios comenzó en Líria sobre el mes de Noviembre de 1936, apareciendo una nota en el libro de actas del Ayuntamiento. Prácticamente se construyeron refugios en toda la población, aprovechando las innumerables cuevas que existen en el subsuelo. Hoy al cabo de tanto tiempo y sobre todo al no existir documentación concreta sobre dicho tema, es prácticamente imposible realizar una relación exhaustiva de los refugios que se construyeron en Líria, por lo que solo mencionaremos a los que hemos conocido y las referencias de personas que conocieron aquella época.

1º.- La construcción de los refugios, fue movida por la necesidad de defenderse contra los bombardeos de la aviación nacional, principalmente en aeródromos y lugares donde había establecimientos militares y fabricas dedicadas a la fabricación de material de guerra.

2º.- En Líria para la construcción de los refugios, la mano de obra era del vecindario pero la dirección para la explosión de los barrenos era realizada por personas especializadas en esta gestión. Yo recuerdo al representante del Comité, llegar a un refugio, concretamente el de la calle de Castellote, calle Mayor, con un capazo a la espalda, en el cual, llevaba cartuchos de dinamita, fulminantes y otros útiles necesarios para la explosión de los barrenos. Los niños que presenciamos los trabajos para la explosión de los barrenos comprobamos que el encargado de hacerlo era machacador de piedra para la construcción de carreteras.

Como decíamos la mano de obra era del vecindario. Hombres, mujeres y niños colaboraban y rivalizaban en el excavado del refugio y la extracción de la piedra y tierra y su esparcimiento. La tierra y la piedra, una vez extraída, se troceaba y se lanzaba fuera de la población. Donde empezaba el refugio se construía por los albañiles una especie de entrada y en el interior se nivelaba el suelo hasta dejarlo liso para la gente que ocupaba el refugio, mientras duraba la alarma. Todo refugio, tenia además de la entrada, una o varias salidas, para evitar que el aire no se enraizara, estando prohibido fumar en su interior.

Los refugios que a continuación relacionamos, son una parte de los que se construyeron. Recordamos los siguientes: Calle del Pich, tenia su entrada en la calle el Pich, esquina a la calle Jovellanos, cruzaba la calle y bajaba toda ella en dirección a Juan Izquierdo; tenia salida en el hoy número 6 frente a la calle de Garcilaso. Asimismo tenia un ramal que salía a la calle Jovellanos. Este refugio tenía el numero 21 y aún hoy se puede distinguir el número la rotulación. En la Plaza Mayor se construyeron refugios en el subsuelo de la casa de la familia Ferrando, hoy numero 51. En la calle San Vicente, junto a la Plaza de Partidors, se excavó una galería con salidas a ambos lados. Una de ellas salía a lo que luego fue cine de verano de la Unión Musical. En el Grupo Escolar se construyeron dos refugios, uno en cada Grupo, que salían al patio del recreo uno, y el otro a lo que hoy es la piscina municipal.

En el patio de San Francisco, también había un refugio para el vecindario. Otro se construyó en el barrio de la Barceloneta. En el hoy numero 20 de la calle del Salvador numero 50, entonces un corral, el refugio llegaba a la calle Mayor. Cruzaba y salía a la calle de San Miguel. El de la calle de Balmes numero 2. El refugio empezaba y salía a la calle San Miguel, frente al motor del agua potable.

Algunas personas que tenían masets en la huerta, se iban a dormir a los mismos, pero al producirse en el mes de octubre-noviembre la caída de varias bombas de aviación en el Regalón, optaron por volver a Líria.

En la población no hubo más que un bombardeo. Fue una incursión de un avión que bombardeo la estación de la RENFE y una bomba de pequeño calibre cayó en el corral de la casa hoy número 6 de la calle del Pich, causando destrozos, pero no víctimas. Otras bombas cayeron en la huerta, en la partida de Barbasequia, produciendo embudos, que fuimos con curiosidad a contemplar.

También de Valencia, huyendo de los bombardeos, vino a Líria mucha gente del barrio del Grao y otros distritos, que tenían parientes en la población, como fue en el primer supuesto, en el caso de las hermanas Esparza, que contamos en el capitulo relativo al Socorro Blanco en Líria.

Todos los refugios fueron numerados y el pintor que los rotulo fue D. Gratiniano Llopis Faubel.

En el campanario de la iglesia de la Sangre, se colocó una sirena de gran potencia que avisaba del peligro de la aviación y de su terminación. Al avión de reconocimiento que normalmente visitaba la población, la gente lo bautizó con el nombre de “La Pava”. Lo veíamos a gran altura volando con su fuselaje plateado, más con curiosidad que con miedo, pues nos habíamos acostumbrado a su presencia casi diaria a partir de 1937-38.

Los refugios, finalizada la guerra poco a poco se tapiaron, quedando sólo el recuerdo de los que entonces éramos niños, pero nos queda la nostalgia cuando nos reunimos y salen a relucir recuerdos de la niñez y el trabajar en el refugio con la alegría, fruto de los pocos años.

D. Carlos Solis Moreno


Jefe Local de Falange en Valencia. Asesinado en 1930

D. Pascual Puigdollers Oliver


Jefe Regional de la Comunión Tradicionalista el 18 de Julio de 1936. Logró pasar a la zona nacional. Director General de Servicios Eclesiásticos con Franco

El Socorro Blanco en Llíria

Don Luis Martí escribió que “Don Julio Guanzo Michavilla, capitán del Ejército de la República, fue destinado desde Mahón a Liria, para hacerse cargo de dos batallones de prisioneros militares y uno de civiles que había en Liria, así como del personal que cuidaba a los prisioneros y la administración de los mismos”[1]. Según el Sr. Guanzo, recibió una gran ayuda del “Socorro Blanco” en forma de prendas de vestir y comida. Don Luis Martí apunta que el “Socorro Blanco” estaba formado por unas doscientas personas, cifra muy difícil de comprobar por cuanto el “Socorro Blanco” no actuó como un grupo compacto por las circunstancias de su actuación. En la lista que se publicó en el periódico “Las Provincias” el 10 de junio de 1939, que reproduzco a continuación, aparecieron unas cien personas, las cuales todas creo colaboraron activamente con el “Socorro Blanco”.

¿Cómo nació el “Socorro Blanco”?. La primera noticia que tenemos apareció en una fecha tan tardía como abril de 1936 en el semanario de Valencia “El Tradicionalista”[2], en un llamamiento de Don Mariano Puigdollers Oliver, Jefe Regional de la Comunión Tradicionalista para que los carlistas colaborasen económicamente a fin de ayudar a las familias de los correligionarios que se encontraban encarcelados, así como a los que se encontraban sin trabajo y otras circunstancias análogas. Todo ello conforme a lo publicado en el número 55 del Boletín de Orientación Tradicionalista de la Junta Central Carlista publicado en 1935.

En el mismo número de “El Tradicionalista”, figuró una primera relación de 18 donantes que fue acompañada por otras tantas listas en los siguientes números 663, 666, 667, 668, 669, 670, 671 y 672. Asimismo se recoge lo recaudado en dos funciones organizadas para ayudar al “Socorro Blanco” realizadas en el teatro de la Casa de los Obreros de la calle Caballeros de Valencia, donde se representó la obra “El Divino Impaciente” de Don José María Pemán por el Cuadro Artístico de la Juventud Tradicionalista de Sueca. En dicha representación se obtuvo un beneficio de 509’10 pesetas que junto a lo recaudado por el semanario “El Tradicionalista”, sumaban 1.570’00 pesetas de 193 donantes, lo que hacía un total de 2.079’10 pesetas.

En resumen, podemos afirmar que el origen y la denominación del “Socorro Blanco” fue carlista. En el sumario instruido contra la Quinta Columna en Valencia en 1937 contra dicha organización, aparece como procesado el vecino de Lliria Don Mauricio Martínez Martínez entre otros.

También dejamos constancia, en apoyo de nuestra tesis, que en el semanario “El Tradicionalista”, de fecha 16 de julio de 1.936, se recogió una noticia sobre la constitución de la Junta Provincial de las Margaritas de Valencia en la que se nombraba delegada provincial del “Socorro Blanco” a la señorita Dolores Selva Mergelina y como Subdelegada a la señorita Antonia Tur.

En Liria, nos consta que también existió el “Socorro Blanco” con el cual colaboraron algunas de las “Margaritas” a las que se les dotó de material sanitario para curas como vendas, apósitos, etc para cuando estallase la guerra que se preveía.

¿Cuándo empezó a actuar en Liria el “Socorro Blanco”?. Creemos –como apunta el autor del artículo en “Las Provincias”- que fue de forma instintiva a raíz de que se produjeron los primeros encarcelamientos de presos políticos en las Torres de Cuarte, cárcel de San Miguel de los Reyes, en las distintas checas, etcétera, llevando comida y ropa a los prisioneros.

Huyendo de los bombardeos de Valencia, vinieron a Liria, el matrimonio formado por Don Carmelo Esparza, su mujer Doña Dolores y sus cuatro hijas: María, Dolores, Pilar y Mercedes, que se pusieron a vivir en la Calle Mayor, número 99, esquina a la Calle de San Lorenzo. Enfrente estaba el matrimonio Linares y en el nº 96 el matrimonio Francisco Moros y Carmen Bort, con el que hicieron una gran amistad que perduró muchos años.

El autor de este trabajo recuerda a Pilar Carmelo, que era bellísima, en medio de la calle Mayor hablando con algunos prisioneros de la Cárcel del Partido que salían para realizar funciones administrativas custodiados por un guardián. ¿Fue aquella Pilar la que se sirvió de contacto entre los prisioneros y los civiles afines a la causa nacional?. No lo creo, ya que el radio de acción de las hermanas Carmelo era muy limitado y en aquel entonces la ayuda a los prisioneros, así como a las personas que se hallaban ocultas, estaba muy extendida. Pilar Esparza, al finalizar la guerra, fue nombrada Delegada de Auxilio Social y al poco tiempo, sus padres volvieron a Valencia con excepción de Dolores, que residió varios años en Liria, en el domicilio de la familia Moros-Bort.

Tengo en mi poder, en contestación a un cuestionario remitido a Don Antonio Paula Morandeira -preso politico en Benisanó- en 1969, un escrito en el cual dice que en Liria encontraron una gran ayuda de las Margaritas, especialmente de la hermana de Ferrer “El Tranviario”, madre del autor de este trabajo.

Está por escribir la historia del “Socorro Blanco”. En general, Ricardo de la Cierva, en su libro “Agonía y Victoria” dedica varias páginas a la actuación del “Socorro Blanco” en Madrid que mereció el agradecimiento de la Junta Nacional Carlista. Javier Cervera en su obra “Madrid en guerra” despacha en tres líneas la actuación del “Socorro Blanco”, al decir que Félix de la Calle Preciados, Maestro Nacional, fue detenido por controlar un grupo de veinte personas destacando lo difícil de su actuación clandestina por el temor a la represión del S.I.M[3].

¿Se escribirá la historia del “Socorro Blanco” ahora que estamos en un momento en el que se habla tanto de la “Memoria Histórica”?. El tiempo lo dirá.

Mención aparte merece la celebración de misas clandestinas normalmente en los domicilios de los sacerdotes que continuaron viviendo en Liria: Don Francisco Martinez Enguídanos en la calle mayor, Don Pedro Juan Silvestre en la calle San Miguel nº 4 y Don Francisco Alcocer “El Raponet” calle de la Purísima, y otros que a decir verdad, y no entro en detalles, continuaron viviendo en sus domicilios mientras duró la contienda, reintegrándose a su sagrado ministerio finalizada aquella.

Como decimos, las misas que se celebraron lo fueron de manera privada. ¿Por qué fueron respetadas sus vidas y no como en el caso de tantos otros sacerdotes que fueron asesinados?, ¿se preocupó alguien de protegerlos?, ¿alguna persona determinada intercedió por sus vidas?. ¡Solo Dios lo sabe!.

“RELACION NOMINAL de los participantes en la humanitaria y gloriosa obra del “Socorro Blanco”, de Liria, que por la importancia de sus servicios o donativos, o la de ambas meritorias aportaciones, más contribuyeron al desarrollo y la eficacia de la hermosísima empresa: Salvador Alamá, Cristina y Remedios Aliaga, Concha y Trinidad Alvaro, Concha Arnau, Elvira, Maruja y Pilar Arquer, Amparo Artés, Carmen, Maruja y Teresa Asensio, Francisco Balaguer, Clemente Bañuls, Milagros Bori, Asunción Calvo, Elena Calvo, Juan Cánovas, Amparo Cantó, Consuelo Carbonell, Amparo, Lola, Mercedes y Pilar Carmelo, Antonio Casinos; Carmen Castellano; Angeles Castillo; Presentación Castillo; Josefina Civera; Amparo Comes; Angelina y Carmen Comanda; Carmen Comanda Mateu; Concha Comanda; Salvador Comanda; Natividad Domingo; Angeles y Amparo Escrig; Edelmira Espí; Josefina Espí; Carmen y Luisa Fabra; Concha y Josefina Falomir; Elvira Ferrer; Dolores García Genovés; Dolores Gómez; Concha Gómez Feltrer; Gregoria y Josefina Gómez Rodilla; Concha León; Carmen Llatas; Carmen Llopis (la monjita de Alacuás); Catalina y Maria Llopis; Trinidad Llopis; Madre Superiora del Monasterio de San Miguel; Madre Superiora de las Hermanitas de los Pobres; Josefina Martinez; Trinidad Martinez; Trinidad Martinez Collado; Asunción y Vicenta Martinez Veses; Dolores Miguel Veses; Elena Motes; Elvira y Maria Muñoz; Miguel Novejarque; Amparo Novella; Concha Olba; Amparo y Vicenta Palacio; Encarnación y María Inés Pastor; Bibiana Peñarrocha; Carmen Peñarrocha; Vicenta Peñarrocha; Elvira y Josefina Pérez Ferrandis; Lola Porcar; Enrique Portolés; Remedios Portolés Aliaga; Angelina e Inesita Puig y Lis; Carmen Sancho; Concha Santapau; Amparo y Concha Saval; Concha Silvestre; Africa y Maria Solaz; Josefina y Maria Sornosa; Miguel Tormos; Vicenta Torrent Asensio; Antonia, Milagros y Vicenta Torres; Concha Travers; Matilde Valle; Maria Vergara; Maria Teresa y Remedios Veses; Asunción y Paquita Villar; y Pilar y Remedios Yuste”[4].



[1] Don Luis Martí, “Historia de la Ciudad de Liria”, Ed Sociedad Cultural Liria XXI, Liria, 1986, tomo III, pag 206.

[2] “El Tradicionalista”, número 662, 30 de abril de 1936.

[3] Javier Cervera, Madrid en guerra, Ed. Ariel, Madrid, 2004, pag 252.

[4] Manuel Hernández, “Las Provincias”, 10 de junio de 1.939