viernes, 2 de mayo de 2008

Llíria, a 10 de Abril de 2007



LAUS DEO

Bibliografía

· Martí Ferrando, Luis. Historia de la Muy Ilustre Ciudad de Líria, Ed. Sociedad Cultural Líria XXI, Líria,1986.

· Barrachina Lapiedra, Fray José María. Sacerdotes de Líria, Hermandad Sacerdotal de Sa Miguel Arcángel de Líria, Líria, 1989.

· Simeón Riera, J. Daniel. Entre la rebel.lia y la tradició, Ed. Diputació de Valencia, Valencia, 1993.

· Barco Teruel, Enrique. El “golpe” socialista. Octubre 1934, Ed. Dyrsa, Madrid, 1984.

· Marzal Rodríguez, Pascual. La guerra de Vicente Faubel, Boletín nº 2 de la Asociación Cultural de Amigos del Museo Histórico Militar de Valencia, Valencia, diciembre 2001.

· Archivo del autor

1935, después de la Novena


C/ San Vicente. Entre otros: José Nicolau, Carlos Carbonell, Bautista Feltrer Bosch, José Prats Navarro y Manuel Carbonell

Altar Mayor de San Miguel Arcángel


En la Parroquia de la Asunción. Destruido en 1936

Desfile de la Victoria, Valencia


3 de Mayo de 1959
El Comandante D. José Sanz de Diego encabeza el desfile detrás del "Cristóforo" y el Tercio de Cristo Rey al mando de D. Francisco Isasi Call.

D. José Solaz Hernández


Pasó a la Zona Nacional y luchó en una bandera de la Legión. Fotografía tomada en un Hospital de Campaña (sentado).

D. Camilo Aleixandre Gómez


Perteneciente al Requeté de Puebla de Vallbona. Estudiaba en Teruel. Se fue voluntario. Hizo el Curso de Alférez Provisional siendo aprobado. Murió en Agosto del 38 en la Batalla del Segre. Está enterrado en Tudela. El uniforme que viste es de simple boina roja.

Misa de Campaña


Final de la Guerra, la fotografía al final de una Misa de Campaña, al lado de la parroquía de la Asunción, con varias Srtas. y Requetés. El segundo de derecha a izquierda es José Prats Navarro, monaguillo quien aún vive y vivirá muchos años.

Virgen del Pilar


Ofrenda del Tercio San Jorge del Requeté aragonés

D. Pablo Rodríguez Imaz


Prisionero de Guerra
Lárraga - Zizur Mayor (Navarra)

Rvdo. D. Juan Martín Martínez


Ofició la Misa en la Plaza Mayor el 29 de Marzo de 1939

Excmo. Sr. D. Francisco Franco Bahamonde


Jefe del estado español
El Ferrol 1892 - Madrid 1975

miércoles, 9 de abril de 2008

HIMNO NACIONAL

¡Viva España!

Alzad los brazos hijos del pueblo español

que vuelve a resurgir.

Gloria a la patria que supo seguir

sobre el azul del mar el caminar del sol.

¡Triunfa España!

Los yunques y las ruedas

Cantan al compás

el himno de la fe.

Juntos con ellos cantemos de pie

La vida nueva y fuerte de trabajo y paz.

Letra de José María Pemán. Prácticamente, el Himno nunca se cantó con letra y sí sólo la música.

HIMNO DEL ARMA DE INFANTERIA

Ardor guerrero vibre en nuestras voces
y de amor patrio henchido el corazón
entonemos el Himno Sacrosanto
del deber, de la Patria y del Honor
¡Honor!.

De los que amor y vida te consagran
escucha, España, la canción guerrera
canción que brota de almas que son tuyas
de labios que han besado tu Bandera.

De pechos que esperaron anhelantes
besar la Cruz aquella
que forma la enseña de la Patria
y el arma con que habían de defenderla.

Nuestro anhelo es tu grandeza
que seas noble y fuerte.

Nuestro anhelo es tu grandeza
que seas noble y fuerte
y por verte temida y honrada
contentos tus hijos irán a la muerte.

Y por verte temida y honrada
contentos tus hijos irán a la muerte.

Si al caer en lucha fiera
ven flotar
victoriosa la Bandera
ante esa visión postrera
orgullosos morirán.

Y la Patria, que su vida
le entregó,
con la frente dolorida
le devuelve agradecida
el beso que recibió.

Con el esplendor de gloria de otros días
tu celestial figura ha de volver
que aún te queda la fiel Infantería
que, por saber morir, sabe vencer.

Y volverán tus hijos ansiosos al combate
y tu nombre invocarán.

Y la española sangre derramada

y la enemiga sangre en sus espadas
tu gloria y sus hazañas cantarán.

De los que Santa Esperanza del mañana
sienten que se apodera de sus pechos
con la épica nobleza castellana
y el ansia altiva de tus grandes hechos
te prometen ser fieles a tu historia
y dignos de tu honor y de tu gloria.

Esta canción era el Himno de la Academia Militar de Zaragoza, de la que había sido Director el entonces General Franco. Durante la guerra, se convirtió en Himno del Arma de Infantería. En la posguerra la cantábamos los soldados con ilusión a pesar de los duros tiempos porque teníamos ilusión y ganas de vivir y amábamos a España y a nuestros mandos. No era la “puta mili” de Trillo, ni la profesional de Bono. Era la milicia del Amor a España.

HIMNO DE LAS J.O.N.S.

En pie camaradas, siempre adelante

cantemos el himno de la juventud

el himno que canta la España gigante

que sacude el yugo de la esclavitud,

de Isabel y Fernando el espíritu impera

moriremos besando la sagrada bandera.

Nuestra España gloriosa

nuevamente ha de ser

la nación poderosa

que jamás dejó de vencer.

El sol de justicia de una nueva era

radiante amanece en nuestra nación

ya ondea en los aires la pura bandera

que ha de ser el signo de la redención.

En pie camaradas, siempre adelante

cantemos el himno de la juventud

el himno que canta la España gigante

que sacude el yugo de la esclavitud,

de Isabel y Fernando el espíritu impera

moriremos besando la sagrada bandera.

Letra Casado-Travesi.

Música Suarez-Granda.

FALANGISTA SOY

Falangista soy,
falangista hasta morir o vencer
y por eso estoy
al servicio de España con placer.

Alistado voy con la juventud
a la lid de nuestra fe
mi camisa azul
con el yugo, las flechas y el haz
garantía es
en la España inmortal que triunfará.

Cuando se enteró mi madre
de que yo era de las JONS,
me dio un abrazo y me dijo:
¡Hijo mío de mi alma
así te quería yo!

Falangista valeroso
y con este patrimonio,
la Justicia, el Pan, la Patria
y la España Grande y Libre
que soñaba José Antonio.

Ahora estoy en las trincheras
dando la cara a muerte,
y si muero sólo lo siento,
madrecita de mi vida
porque no volveré a verte.

Pero sé que si me matan,
en la tierra en que yo muera,
se alzará como una espiga roja y negra,
de la pólvora y la sangre, mi bandera.

CARA AL SOL

Cara al sol con la camisa nueva

que tú bordaste en rojo ayer

me hallará la muerte si me lleva

y no te vuelvo a ver.

Formaré junto a mis compañeros

que hacen guardia sobre los luceros,

impasible el ademán, y están

presentes en nuestro afán.

Si te dice que caí me fui

al puesto que tengo allí.

Volverán banderas victoriosas,

al paso alegre de la paz,

y traerán prendidas cinco rosas

las flechas de mi haz.

Volverá a reír la primavera

que por cielo, tierra y mar se espera.

¡ Arriba escuadras a vencer

que en España empieza a amanecer !

Existen varias versiones de quien fue el autor del Himno: “Cara al Sol”: pero la versión mas verosímil la tomamos de la biografía de “José Antonio”, de Felipe Ximénez de Sandoval, en las páginas 397 a 399. Allí nos dice que fueron autores de distintas versiones de la letra del “Cara al Sol”, Bravo, Foxá, Miquelarena, el Marqués de Bolarque y Tellería. Lo que sí que está claro, y todos coinciden, es que la música fue de Tellería.

Lo más acertado es que varios versos del Himno fueron obra exclusiva de José Antonio, y otros aportados por otros falangistas e incorporados al Himno.

Nosotros oímos cantar el “Cara al Sol” con doce años de edad, en el domicilio de Don Fernando Peñarrocha, calle del Salvador, 85, un día de Diciembre de 1938, al atardecer cantado por unos prisioneros de guerra que frecuentaban el domicilio. Lo cantaron en el corral de la casa, a baja voz, con la presencia de las hermanas Dolores, Remedios, Maria y el que suscribe.

SOY CARLISTA

(Música del Himno de la Legión)

Soy carlista con honra y sin tacha

Requeté de indomable valor

yo no sé tener miedo a las balas

ni me asusta el rugir del cañón.

Mis heridas son rosas de sangre

que le ofrezco a la Patria y a Dios

pues la Muerte pensando en España

es un timbre de gloria y honor.

Soy carlista, soy carlista, (estribillo)

soy cristiano y español

sé rezar como un cruzado

y luchar como un león.

Soy carlista, soy carlista,

solo tengo una ambición:

el gritar en la batalla

entre el fuego y la metralla:

¡Viva España! ¡Viva Cristo Emperador!

Por la Patria y por la Fe,

adelante el Requeté.

Cuando un día la Patria angustiada

a sus hijos valientes llamó

a la arena saltamos a miles

los soldados de la Tradición.

Aunque rujan las bombas de fuego

aunque silbe el traidor proyectil

allá va el Requeté valeroso

por España a vencer o morir.

Soy carlista, soy carlista…… (sigue el estribillo).

ROMANCE DE ARAGON

Somos los bravos requetés

los que en el frente dispuestos a luchar

esperamos la orden de los jefes

Estamos en la trinchera

dispuestos para atacar.

¡Viva el Rey!

Sale el sol por los montes

de Aragón,

Y el capitán les dice a sus requetés

Preparad correajes y armamento

que a aquellas trincheras rojas

pronto nuestras han de ser.

¡Viva el Rey!

Por la mañana comienza el bombardeo

Y los rojillos no pueden aguantar

Y de pronto se oye un grito

¡Vamos a por ellos!, dice el capitán.

Por entre matas los boinas rojas

Todos unidos luchando van

Y los rojillos al darse cuenta

han empezado a tirotear.

Siempre adelante sin temor

Vamos los requetés

Siempre adelante

Hasta morir o vencer.

Las balas rojas nos silbarán

Más por ello no hemos de retroceder

Seguiremos adelante

Hasta morir o vencer.

¡Viva el Rey!

Esta canción nació en la ofensiva del Ejército Nacional que originó la llegada desde Teruel a Vinaroz, quedando dividido el terreno gubernamental en dos partes. Los jóvenes carlistas de Líria aprendimos esta canción y la de la Madelón de los requetés de los Tercios del Alcázar y Cristo Rey, que estuvieron en Liria del 6 de Abril al mes de Octubre de 1.939.

MUSICA DE LA MADELÓN

Con el fusil tenemos suficiente

Para vencer a los hijos de Moscú,

Los Requetés que siempre son valientes,

Requetés, Requetés ¡Viva el Rey!

Marcha contengo y victorioso

Siempre delante el Requeté,

Sin importarle que la muerte

Salga a su paso cualquier vez.

Por eso el Requeté

a todas partes va,

Y en sus caminos

rojos ninguno dejará.

A los Requetés les gusta mucho el vino

Al Requeté le gusta mucho el ron,

Al Requeté le gustan las mujeres,

Requeté, Requeté ¡ Viva el Rey !

Letra popularizada por los requetés del Tercio catalán de Montserrat durante la guerra.


ROMANCE DE RETAGUARDIA

Gritaremos ¡Viva el Rey!

siempre que nos dé la gana

y si alguno se molesta

que lo diga cara a cara.

Que lo diga cara a cara

Que lo diga cara a cara,

Y verá como las gastan

Los de la boina encarnada.

Gritaremos ¡Viva Franco!

Y también ¡Arriba España!,

Pero no consentiremos

Que nos llamen camaradas.

Que nos llamen camaradas,

Que nos llamen camaradas

Gritaremos ¡Viva Franco!

Y también ¡Arriba España!

Esta canción la aprendieron los carlistas de Líria de los Requetés de los Tercios de Cristo rey y de El Alcázar que estuvieron en la población desde finales de la guerra.

ORIAMENDI

(Himno del Carlismo)

Por Dios, por la Patria y el Rey

lucharon nuestros padres.

Por Dios, por la Patria y el Rey,

lucharemos nosotros también.

Lucharemos todos juntos,

todos juntos en unión

Defendiendo la bandera

de la Santa Tradición.

Cueste lo que cueste

Se ha de conseguir

Que entre el Rey de España

en la Corte de Madrid.

Cueste lo que cueste

se ha de conseguir

Que entre el Rey de España

en la Corte de Madrid.

Por Dios, por la Patria y el Rey

lucharon nuestros padres.

Por Dios, por la Patria y el Rey,

Lucharemos nosotros también.

La letra la acopló en plena República Don Ignacio Baleztena Azcárate a una partitura de música que llevaba la Legión Inglesa -mandada por el General Sir Lacy Evans- que fue derrotada en la batalla del Oriamendi por las fuerzas carlistas dirigidas por el Infante Don Sebastián De Borbón, sobrino de Don Carlos Maria Isidro de Borbón, Carlos V, en 1.838.


EL NOVIO DE LA MUERTE

(Canción de la Legión)

Nadie en el Tercio sabía
quién era aquel legionario,
tan audaz y temerario
que a la Legión se alistó.

Nadie sabía su historia,
mas la Legión suponía
que un gran dolor le mordía,
como un lobo el corazón.

Más, si alguno quién era le preguntaba,
con dolor y rudeza le contestaba:

Soy un hombre a quien la suerte
hirió con zarpa de fiera,
soy un novio de la muerte
que va a unirse en lazo fuerte
con tan leal compañera.

Cuando más rudo era el fuego
y la pelea más fiera,
defendiendo a su bandera
el legionario avanzó.

Y sin temer al empuje
del enemigo emboscado
supo morir como un bravo
y la enseña rescató.

Y al regar con su sangre la tierra ardiente,
murmuró el legionario con voz doliente:

Soy un hombre a quien la suerte
hirió con zarpa de fiera,
soy un novio de la muerte
que va a unirse en lazo fuerte
con tan leal compañera.

Cuando al fin le recogieron,
entre su pecho encontraron
una carta y un retrato
de una divina mujer.

Aquella carta decía:
"Si algún día Dios me llama,
para mí un puesto reclama
que a buscarte pronto iré".

Y en el último beso que le enviaba
su postrer despedida le consagraba.

Por ir a tu lado a verte
mi más leal compañera,
me hice novio de la muerte,
la estreché con lazo fuerte
y su amor fue mi bandera.

CANCION DEL LEGIONARIO

(Himno de la Legión).

Soy valiente y leal legionario
soy soldado de brava legión;
pesa en mi alma doliente calvario
que en el fuego busca redención.

Mi divisa no conoce el miedo,
mi destino tan sólo es sufrir;
Mi Bandera luchar con denuedo
hasta conseguir
vencer o morir.

Legionario, legionario
que te entregas a luchar
y al azar dejas tu suerte,
pues tu vida es un azar.
Legionario, legionario
de bravura sin igual,
si en la guerra hallas la muerte,
tendrás siempre por sudario,
Legionario
la Bandera Nacional.

¡¡Legionarios a luchar,
legionarios a morir!!

Somos héroes incógnitos todos,
nadie aspire a saber quién soy yo;
mil tragedias, de diversos modos,
que el azar de la vida formó.

Cada uno será lo que quiera,
nada importa su vida anterior,
pero juntos formamos Bandera,
que da a la Legión
el más alto honor.

Legionario, legionario
que te entregas a luchar
y al azar dejas tu suerte,
pues tu vida es un azar.
Legionario, legionario
de bravura sin igual,
si en la guerra hallas la muerte,
tendrás siempre por sudario,
Legionario
la Bandera Nacional.

¡¡Legionarios a luchar,
legionarios a morir!!

Además de la canción del Legionario, existe otra canción emblemática de la Legión llamada “El Novio de la Muerte”, que se canta todos los sábados cuando la Legión celebra el Sábado Legionario. Esta canción la aprendió el autor de este trabajo de su querido y recordado amigo Ramón Pareja Monteagudo, natural de Cieza, al cual vuelvo a nombrar en el capítulo relativo a la Ley de Responsabilidades Políticas. Ramón Pareja estuvo en la Legión, llamado “Tercio de Extranjeros” hasta los primeros años treinta. Aunque la más popularizada, sin duda, fue la Canción del Legionario, de todas formas, reproduzco la de “El Novio de la Muerte”.

CANTO A NAVARRA

Navarra noble y guerrera

es la primera resurrección

de la nación.

Por eso como Navarra

nadie es capaz

de defender la religión.

Voluntarios a las armas

a las armas a luchar

por nuestra Fe

moriremos defendiendo

la bandera de

¡Jesucristo, nuestro Rey!

No llores madre, no llores,

porque tus hijos a la guerra van

a la guerra van.

Que importa que el cuerpo muera

si el alma va,

si el alma va a la Eternidad.

Voluntarios a las armas

a las armas a luchar

Por nuestra Fe

Moriremos defendiendo

la bandera de

¡Dios, Patria, Fueros, Rey!

¡Viva el Rey!

Esta canción se popularizó durante la guerra en Navarra y como tal aparece en el libro de Miguel Angel Ostiz y Dolores Baleztena “Romerías navarras”, editado por la editorial Gómez de Pamplona.

CANCION SOCIALISTA

(A las compañías de acero).

Las compañías de acero

Cantando a la lucha van

Su ser se escucha

Y van a luchar por la libertad.

Las compañías de acero

Cantando a la lucha van.

Las compañías de acero

Forjadas de acero están,

Y ¡triunfarán!.

Los milicianos de acero

salvarán al mundo entero

Usando el plomo certero

Gritan al mundo “si muero:

¡mis hijos se salvarán!

¡mis hijos se salvarán!

Las compañías de acero

Cantando a la lucha van

Su temple seguro

y valiente ademán.

Las compañías de acero

Forjadas de acero están

Y ¡triunfarán!.

E escasa la relación de canciones socialistas que conocemos. De “La Joven Guardia”, solo recordamos algunas estrofas, ya que la canción que más solían cantar era “La Internacional”, de inspiración comunista.

Joven Guardia,

Joven Guardia,

Que esté en guardia

el burgués insaciable y cruel.

Joven Guardia

Joven Guardia

No le des pan ni cuartel

Pan ni cuartel

….

CANCION DEL JARAMA

Esta canción nace con motivo de la Batalla del Jarama. La letra original está escrita en inglés, ya que en síntesis está dedicada al batallón “Lincoln” de brigadistas norteamericanos. La música es muy popular y ha llegado hasta nuestros días e incluso se aplica a una canción religiosa. El batallón “Lincoln” era el número 1 de la XIV Brigada Internacional. Puede considerarse como el “Himno de las Brigadas Internacionales”.

Hay un valle en España llamado Jarama,

en un lugar que nosotros conocemos bien

fue allí donde dimos nuestra hombría

y donde cayeron nuestros valientes camaradas.

Estamos orgullosos del Batallón “Lincoln”

y de la lucha que hizo por Madrid.

Allí luchamos como verdaderos hijos del pueblo,

como parte de la Quince Brigada.

Ahora estamos lejos de aquel valle de dolor,

pero su memoria nunca olvidaremos;

así que antes que continuemos esta reunión

pongámonos en pie por nuestros gloriosos muertos.

La letra fue compuesta por el poeta Charles Donnelli, inglés, combatiente del Batallón “Lincoln” que murió en la defensa de la carretera de La Coruña que pretendían cortar los nacionales para dejar aislado a Madrid y completar su cerco, cosa que no consiguieron.

La canción se cantaba con la tonada de “Red River Valley”.

SÍNTESIS DE LA BATALLA DEL JARAMA

La batalla se inició por parte nacional el día 6 de febrero de 1937, adelantándose a los gubernamentales que intentaban anticiparse a los nacionales. Más como dice Líster en su libro “Nuestra guerra”, mientras el mando republicano perdía el tiempo en discusiones, en el campo nacional había acuerdo y el frente se rompió el seis de febrero. Para mejor compresión de lo que fue la Batalla del Jarama, dejamos constancia de su desarrollo en un trabajo de Don José Manuel Martínes Bande, coronel de artillería, autor de varias monografías sobre la Guerra Civil que para mí, aparte de otras valoraciones que respeto, es lo más imparcial de los numerosos libros que he leído y consultado sobre la Guerra Civil.

CANTO POPULAR – 1930-1931

Viva los muertos de Jaca

Viva Galán y García

Viva los republicanos

Y abajo la monarquía.

Republicano, soy y seré

A mi partido defenderé

Porque me gusta esa opinión

Republicano de corazón.

Esta cancioncilla se cantaba en los primeros años de la República. Está dedicada la primera estrofa a Fermín Galán y García Hernández que se sublevaron en diciembre de 1930 en Jaca (Huesca). Fueron derrotadas por las tropas enviadas desde Zaragoza, juzgados sumariamente y fusilados el mismo 12 de diciembre. El autor de este trabajo la oyó cantar por primera vez el día de San Vicente de 1931 ó 1932.

HIMNO DE RIEGO

(Himno Nacional de la República)

Serenos y alegres
valientes y osados
cantemos soldados
el himno a la lid.


De nuestros acentos
el orbe se admire
y en nosotros mire
los hijos del Cid.

Soldados la patria
nos llama a la lid,
juremos por ella
vencer o morir.

El mundo vio nunca
más noble osadía,
ni vio nunca un día
más grande el valor,
que aquel que, inflamados,
nos vimos del fuego
excitar a Riego
de Patria el amor.

Soldados la patria
nos llama a la lid,
juremos por ella
vencer o morir.

La trompa guerrera
sus ecos da al viento,
horror al sediento,
ya ruge el cañon
a Marte, sañudo,
la audacia provoca
y el ingenio invoca
de nuestra nación.

Soldados la patria
nos llama a la lid,
juremos por ella
vencer o morir

Al terminar el primer trienio constitucional, y ser abolida la Constitución, Don Rafael del Riego fue ajusticiado.

REFLEXIONES

Para finalizar la presente publicación, en primer lugar queremos dar las más expresivas gracias al M. I. Ayuntamiento de Líria por la ayuda económica que nos han reconocido dentro del capítulo de subvenciones que cada año concede a las Entidades jurídicas “sin ánimo de lucro” y a las personas físicas, por la realización de las actividades inherentes a su personalidad ya que sin dicha ayuda quizás no hubiera sido posible realizar esta publicación.

Asimismo queremos hacer constar, que de forma genérica no hemos criticado a ninguna persona determinada enjuiciando hechos en los que tomaron parte activa. En la medida de lo posible hemos resaltado acciones suyas que tenían el deber de realizar por su situación personal. Lo demás está dentro de la conciencia de cada uno. Por el contrario, hemos enjuiciado la actuación de las Instituciones, no de las personas que las formaban, ya que los hechos están ahí y de ellos no se puede huir por más que se quiera.

Hoy día, algunos pretenden en pos de lo que llaman “la memoria histórica”, enjuiciar hechos que personas como yo vivimos, como por ejemplo la construcción en Cuelgamuros del Valle de los Caídos. Los juicios se dan vertidos de una parte y otra puesto sin que en realidad nadie pueda tirar la “primera piedra”. Sobre la leyenda del Valle de los Caídos, ella misma se desautoriza tras la lectura de la página 10 del periódico “El Mundo” de fecha 16 de septiembre del año actual en la que se demostraba la falsedad de los miles de muertos, trabajadores forzados, etc que murieron por desnutrición, abandono y trabajos extenuadores lo cual queda reducido a poco más que nada. De los pocos que trabajaron a partir de 1942, cuando ya habían empezado las obras terminadas en 1950, una gran parte continuaron después voluntariamente.

Nosotros, que vivimos aquellos terribles años que marcaron nuestra adolescencia y juventud, en términos generales recordamos poco de lo acontecido, solamente el entorno familiar, social y laboral que nos tocó vivir. Hoy, ya entrados en años, sólo queremos para nuestros hijos, para nuestros nietos y familiares la paz y prosperidad que nosotros no pudimos disfrutar en la dura guerra y la quizás en otros aspectos más dura posguerra. Para que la Paz reine día a día por muchos años, por generaciones en nuestros corazones y en nuestra querida España a la que tanto queremos y a la que tantos ofrecieron sus vidas en una y otra parte avance cada día más y más su diáfano porvenir. Así lo deseamos y para ello cada uno de nosotros ha trabajado y trabaja en su esfera particular y social para que el santo nombre de Dios y su Santa Iglesia sean respetados como se merecen.